Con un equipo de 28 puertorriqueños, reforzados por hermanos hondureños, construimos una casa de dos cuartos para Lidubina Palma y su familia. En 8 días.

Hace tres años Lidubina se mudó a la comunidad de San Fernando siguiendo un llamado a servir a esta comunidad. Como pastora de la pequeña iglesia en la montaña, Lidubina ha sido no solo líder espiritual de su congregación, sino una servidora a la comunidad entera. Como uno de los contactos principales en el área para la organización SoloHope, Lidubina ha sido instrumental en los esfuerzos de mejorar la economía de su comunidad vendiendo artesanías en los Estados Unidos, y la construcción de un templo que servirá de centro comunal para educación vocacional y clases de inglés.

Por tres años vivió en un pequeño cuarto en la casa donde la hospedaron, y durante este tiempo solo pedía a Dios tener su propio, humilde hogar. Nos sentimos privilegiados en ser parte de esa contestación.


20292846_1840747852619081_3187699349466450727_n.jpg
20265077_10154980604813925_356677070205355178_n.jpg

Tuvimos un campamento de verano para los niños de San Fernando. Jugamos, dimos clases e hicimos manualidades. También entregamos paquetes con libros de colorear, lápices, pega, libretas y otros artículos escolares a 100 niños.

Entregamos artículos de higiene personal para 400 confinados en la cárcel de La Esperanza.